¿Es necesario el bautismo para la salvación?

La regeneración bautismal es la creencia de que una persona debe ser bautizada para ser salvada. El bautismo es un paso importante de obediencia para un cristiano, todos y cada uno de los creyentes deben ser bautizados en agua por inmersión, pero muchos rechazan que se requiera el bautismo para la salvación.

Este sacramento ilustra la identificación del creyente con la muerte, sepultura y resurrección de Cristo, pues el cristiano al ser sumergido en el agua representa el morir y ser sepultado con Cristo y cuando el creyente sale del agua simboliza la resurrección de Cristo.

Romanos 6:3-4 declara “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con Él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva”.

¿Qué es el bautismo?

El bautismo es un acto en el cual un cristiano es sumergido en agua para simbolizar el fin de un modo de vida, y el comienzo de algo nuevo.

La Biblia menciona primero el bautismo en relación con Juan el Bautista. Esto fue bajo el antiguo pacto, cuando el bautismo se realizaba para recibir perdón de pecado. “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” Mateo 3:11. Con el establecimiento del nuevo pacto, por causa de la muerte de Jesús en la cruz, ahora el bautismo es más que el perdón de pecados — es un pacto para vivir la vida de un discípulo frente a Dios.

¿Es necesario para la salvación?

Si la pregunta está relacionada con el bautismo de agua, la respuesta es no. No somos salvados por una celebración o por obras sino por “gracia a través de la fe. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.” (Efesios 2:8-9). Por lo tanto, el bautismo de agua no nos salva. Sin embargo, el bautismo del Espíritu es necesario para la salvación y eso no tiene nada que ver con el agua y no es algo que hacemos por nosotros mismos, es un regalo de Dios para nosotros en el momento en que nacemos de nuevo.

Si el bautismo de agua no es necesario para la salvación ¿por qué querría alguien ser bautizado? El Bautismo es una acción exterior basada en una realidad interior. El bautismo es un testimonio de que el participante ha confiado en Cristo como Salvador y se está identificando al someterse al bautismo. No podemos poner nuestra esperanza de salvación en algo que podemos hacer por nosotros mismos. En cambio, debemos reconocer nuestra necesidad de un Salvador y aceptar el trabajo terminado del Señor Jesucristo para nuestra redención. Ese trabajo terminado es que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados y tres días más tarde resucitó de entre los muertos. Luego, si decidimos ser bautizados, es un testimonio a otros de la realidad de nuestra identificación personal con Cristo.

Para saber más sobre este tema visite nuestro programa Todo es Posible – ¿Es necesario bautizarse para ser salvo? Y vea la opinión de nuestro Pastor Alberto Delgado.

https://www.youtube.com/watch?v=Rx-M5Rg-9bo

× Whatsapp