Cómo salvar tu matrimonio según la Biblia

La Biblia describe el matrimonio como una relación especial entre un hombre y una mujer que debe ser cuidada y valorada. “El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia del Eterno”, Salomón le escribió a su hijo (Proverbios 18:22). Dios describe el matrimonio como una maravillosa relación que debemos buscar. ¡Es una bendición de Dios!

Salomón también escribió en Proverbios 5:18 “Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud”. La relación matrimonial debe ser una relación de la cual uno pueda obtener fortaleza, consuelo, ánimo, felicidad y gozo. Esto no significa que nunca experimentemos pruebas u obstáculos, pero Dios pretende que el esposo y la esposa se junten y trabajen unidos para afrontar sus desafíos hombro a hombro. Cuando ellos trabajan como un equipo en todos los momentos al construir, desarrollar y proveer para la familia, pueden mirar atrás y alegrase aun después de que el esposo o la esposa de la juventud haya estado con ellos por espacio de 30, 40, 50 o más años!

Si su matrimonio parece que está tambaleándose o aun encaminándose al precipicio del divorcio, debe dar pasos concretos para salvar su matrimonio. Si bien nadie se lo puede garantizar, hay cosas que usted puede hacer para darle a su matrimonio la mejor oportunidad de tener éxito.

5 Versículos De La Biblia Que Pueden Cambiar Su Matrimonio

1 Corintios 13: 4-7 “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”.

El amor es más que un sentimiento. El amor es un verbo- ¡es lo que haces! Mira la cruz para ver eso. Jesús murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores impíos y enemigos de Dios. Romanos 5: 8,10.

Efesios 5:32-33 “Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido”.

1 Pedro 4:8 “Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados”.

El verdadero amor perdona y cubre las faltas hechas en contra de alguien. Este amor debe ser serio, sincero o genuino. Eso significa que el amor no es sólo palabras. Dado que hemos sido perdonados de nuestros pecados, también debemos perdonarnos el uno del otro; naturalmente, esto incluye perdonar a nuestro cónyuge. Si no podemos perdonar a nuestro cónyuge, entonces no entendemos realmente lo mucho que hemos sido perdonados, lo cual es infinitamente más de lo que podríamos perdonar a los otros (Juan 3:16).

Efesios 4:1-2 “Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor”.

Hay mucho dentro de estos 2 versículos. Debemos de andar como es digno de nuestro llamado, lo que significa que nuestro caminar debe ser con toda humildad y mansedumbre. La humildad debe dar lugar a la paciencia y soportándonos unos a los otros en el amor. Mi esposa me soporta, y eso es decir mucho. Así que, obviamente, una persona verdaderamente humilde no se ofende con facilidad (Salmo 119: 165).

Eclesiastés 4: 9-12 “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero !!ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto”.

Dado que dos son mejor que uno, tres deben ser aún mejor, sobre todo si ese tercer cordón es Dios. Un cordón no es fuerte. Dos cordones pueden aún romperse. Sin embargo, un cordón de tres dobleces no se rompe fácilmente, incluso bajo estrés y tensión.

Como podemos en la palabra podemos aprender que si es posible poder llegar a un entendimiento con nuestra pareja. Lo primero que debemos hacer es poder llevar este caso ante el Señor. Pedirle que nos de la sabiduría para poder hacer siempre lo correcto.

En el caso que nosotros consideremos que somos las victimas podemos pedirle paciencia a nuestro Señor, estoy seguro que nos la va a dar, ahora lo que debemos hacer seguido a esto es orar por nuestra pareja.

Pedirle al Señor que ayude a que las cosas mejoren y no vayan a terminar como miles de matrimonios como sabemos en el divorcio porque inicialmente no es el plan de Dios para todos los seres humanos.

Oren y lean juntos la Biblia

Es muy cierto que la familia que ora unida, permanece unida. Orar juntos desarrolla fuertes lazos familiares y mejora la relación de una pareja que está a punto de romper.

El poder de la oración es tan grande, que cuando oramos enviamos todo lo bueno de nosotros hacia el trono de la gracia. Enviamos nuestros mejores deseos. Y estos buenos deseos son contestados por un Dios maravilloso que nos ama.

Orar es tan poderoso que cuando sabes que una persona está orando por ti, sientes una afinidad inexplicable hacia esa persona.

Sin lugar a dudas, las buenas relaciones comienzan con tus buenos pensamientos hacia la otra persona.

Related Posts

Whatsapp